El programa cuenta con un presupuesto de 5,6 millones de euros, financiados con fondos europeos FEDER y de la institución provincial

4359-1376913384
 La Diputación de Ciudad Real está llegando a la fase final de la construcción de puntos limpios en la provincia. Se trata de un proyecto vinculado al fondo europeo de desarrollo regional, FEDER, dotado con un presupuesto de más de 5,6 millones de euros para el período 2011-2013.

El vicepresidente de Infraestructura, y presidente en funciones, José Luis Cabezas, resalta que se trata de uno de los proyectos de inversión más avanzados de España, aunque no está exento de algunas dificultades,

"por lo que estamos a la espera de que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente amplíe el plazo unos años más para llevar a buen término todos los proyectos que se tramitan desde 2011, algo que no sólo concierne a la provincia de Ciudad Real sino a nivel nacional", puntualiza.

Este es el segundo programa FEDER para la construcción de puntos limpios concedido a la Diputación de Ciudad Real, y que se financia mediante aportación del 30 por ciento por parte de la institución provincial y del 70 por ciento de fondos europeos. El proyecto permite también la adquisición de maquinaria, como camiones y rulos compactadores, para la explotación de estas instalaciones en las que además se acondiciona una parcela para la recepción de los residuos provenientes de la construcción y de demoliciones (RCD).

De los trece puntos limpios previstos en el proyecto inicial están terminados y en pleno funcionamiento los correspondientes a los municipios de Montiel, Torre de Juan Abad, Cózar, Puebla del Príncipe y Fuenllana. En fase de construcción están los de Santa Cruz de los Cáñamos y Alhambra y en fase de contratación, los de Picón, Albaladejo, Almedina y Valenzuela de Calatrava. Los otros dos puntos limpios previstos en este plan son los de Alcubillas y Ruidera, pero se encuentran paralizados ya que presentan algunas dificultades relacionadas con la ubicación.

Cabezas comenta que además de estar pendientes de una ampliación del plazo para acometer la totalidad del proyecto con estos dos municipios que han presentado estas dificultades, se está a la espera de conseguir autorización por parte del Ministerio para poder utilizar los remanentes obtenidos con las bajas de contratación, para reformar o construir nuevos puntos limpios en una docena más de municipios que serían los que quedasen  sin este tipo de instalaciones en la provincia.